Loading...

Porridge de quinoa

La avena y la quinua son parte de mis desayunos pues son fuente de fibra y proteína además de tener un efecto saciante por más tiempo.

Las semillas son fuente de grasas buenas como el omega 3 y omega 6 que nos ayudan con el buen funcionamiento del sistema cardiovascular y el cerebro.

Esta combinación me encanta, espero que tú también lo disfrutes 😉

Trata de no consumir esta combinación todos los días no porque engorde sino porque es necesario que nuestra alimentación sea variada para aprovechar mejor los nutrientes de los alimentos, así tampoco nos aburrimos de comer siempre lo mismo.

Ingredientes para 1 persona:

  • 2 cucharadas soperas de quinua (quinoa) cocida.
  • 3 cucharadas soperas de copos (hojuelas) de avena.
  • Un poco de agua.
  • Leche de almendras (o el que prefieras).
  • Canela.
  • Clavo de olor.
  • Anís.
  • Semillas de sésamo (ajonjolí).

Preparación de la quinua (quinoa):

  • Es recomendable lavar la quinua antes de cocinarla.
  • En una olla añadimos la quinua, el  agua (por ejemplo para una taza de quinua se debe echar dos tazas).
  • Dejamos cocinar durante unos 15 a 20 minutos, se nota que está lista porque la quinua absorbe toda el agua de la cocción.

Preparación de la avena:

  • En una olla pequeña añadimos la avena, un poco de agua que cubra a la avena, el anís, canela y clavo de olor.
  • Cuando empiece a hervir echar un poco de leche de tu preferencia y la quinua.
  • Las semillas de sésamo se añaden al servir.

Comí jamón ibérico como fuente de proteína adicional.